Terapia frente a depresión en Ávila

Terapia frente al bajo estado de ánimo y depresión

Puede que últimamente te sientas con un bajo estado de ánimo o un momento depresivo de tu vida. No te preocupes, es normal, de hecho se estima que aproximadamente el 3% de las personas sufren depresión, lo cual indica que en el mundo existen unos 350 millones de personas que padecen este trastorno y no es motivo para avergonzarse sino que es motivo para buscar ayuda y ponerse en manos de un psicólogo especialista en depresión y bajo estado de ánimo con el que acudir a terapia para reducir tu estado depresivo.

Por todo ello, si hay días en los que te sientes abatido o triste, a veces por alguna razón y otras sin motivo aparente puede que necesites acudir a tratamiento psicológico frente a tu bajo estado de ánimo provocado por diversos motivos como haber perdido a una persona querida, haber roto una relación de pareja o haber sufrido un descalabro económico.

Ten en cuenta que la tristeza no es un estado patológico, es una respuesta emocional normal que tiene su origen en una pérdida y nos indica que necesitamos ayuda. Sin embargo, cuando esa tristeza no se mitiga con el paso del tiempo y no se acude a terapia frente a un bajo estado de ánimo esta se mantiene o incluso se intensifica, es probable que estemos hablando de depresión.

La buena noticia es que salir de la depresión es posible, solo necesitas pedir ayuda psicológica frente a la depresión. Para ello, nuestro equipo de psicológicos especialistas en depresión de Contigo Psicología en Ávila está a tu disposición. Llámanos, te ayudaremos.

Motivos por los cuales se acude a terapia frente a la depresión en Ávila

La depresión es un trastorno emocional mantenido en el tiempo que se manifiesta a través de diferentes síntomas. Por lo tanto, si identificas alguno de estos síntomas en ti será necesario poner solución a esta situación acudiendo a un tratamiento frente a la ansiedad:

  1. Síntomas emocionales: tristeza, ansiedad, sensación de vacío, pesimismo, desesperanza, sentimientos de culpa, inutilidad e impotencia.
  2. Síntomas conductuales: irritabilidad, inquietud y agitación o movimientos lentos, llanto, aumento de la latencia de respuesta, volumen de voz bajo o incluso mutismo.
  3. Síntomas cognitivos: dificultades para concentrarse, problemas de memoria, lentitud de pensamiento, dificultad para tomar decisiones e ideas suicidas.
  4. Síntomas somáticos: fatiga, falta de energía, insomnio o hipersomnio, dolor de cabeza, cambios en el apetito, problemas digestivos, malestar persistente, pérdida del deseo sexual.

Por todos estos motivos es por lo que la gente suele acudir a tratamiento frente a la depresión en Ávila en nuestra clínica. Por lo que si detectas alguno de ellos y quieres poner fin a esta situación de angustia nuestro equipo de psicólogos en Ávila expertos en depresión podrá ayudarte.

Consecuencias de una depresión mayor

Cómo hemos mencionado anteriormente un cuadro de depresión leve puede ser tratado rápidamente, el problema de un bajo estado de ánimo continuado es no ponerle solución rápidamente puesto que puede desembocar en una depresión mayor provocando:

  • Bajo rendimiento: Para la persona deprimida, la vida se hace cuesta arriba, hasta las tareas más sencillas demandan un esfuerzo adicional, por lo que su rendimiento se suele ver afectado, sobre todo en la escuela o el trabajo.
  • Conflictos en las relaciones interpersonales: La depresión a menudo viene acompañada de irritabilidad e impulsividad, por lo que no es extraño que aparezcan fricciones en las relaciones interpersonales, las cuales contribuyen a que la persona se aísle aún más.
  • Dificultades emocionales: La persona con depresión suele sufrir una pérdida progresiva del sentido de la vida, su autoestima disminuye y pierde la confianza en sus capacidades.
  • Problemas de salud: La persona con depresión suele adoptar hábitos de vida poco saludables porque no cuida lo suficiente de sí. A los problemas de sueño se le suma la falta de ejercicio físico, por lo que su salud termina resintiéndose. De hecho, la depresión nos hace más vulnerables a sufrir diferentes enfermedades, desde la gripe hasta la diabetes y las patologías cardiovasculares.
  • Problemas de envejecimiento: Un estudio realizado en la Universidad de Ámsterdam desveló que la depresión afecta a la respuesta inmune del organismo, provocando un aumento de la inflamación que termina dañando las células y acortando los telómeros.
  • Intentos de suicidio: Los casos más graves de depresión pueden desembocar en suicidios o intentos de suicidios. De hecho, el 60% de los suicidios que se cometen en el mundo están asociados con la depresión mayor.

Por todo ello, no dejes que la depresión y el bajo estado de ánimo avancen y pide ayuda psicológica profesional. No alargues más en el tiempo esta situación que te impide vivir plenamente y ponle remedio cuanto antes.

Si te has sentido identificado parte de este texto, no lo dudes más y contáctanos. Juntos trabajaremos para mejorar tu bienestar gracias a esta terapia.

¿Necesitas ayuda?

No aplaces más la situación que te está angustiando y confía en nosotros. Todo se puede solucionar pero hay que dar el primer paso. Adelante.

699 71 61 22

¡Déjanos tu teléfono!

Y TE LLAMAREMOS LO MÁS PRONTO POSIBLE