Cuando es necesario acudir a una consulta psicológica en Ávila

¿Cuándo es necesario acudir a terapia en Ávila? 8 señales claves

Decidir cuándo ir o no ir al psicólogo es complicado. Por este motivo, hay que tener en cuenta varios factores antes de acudir a terapia en Ávila o cualquier ciudad.

Es cierto que cualquier persona ha de acudir a terapia y beneficiarse de los servicios psicológicos puesto que acudir a terapia no es sinónimo de «estar mal». De hecho, es recomendable buscar ayuda psicológica antes de «romper» y que la situación te supere.

Sin embargo, es cierto que la mayoría de personas que acuden a terapia psicológica lo hacen cuando existe un problema que supera sus fuerzas en un determinado y no son capaces de solucionarlo provocándoles un malestar y un sufrimiento.

De hecho, un problema existe cuando hay una discrepancia entre lo que haces y lo que quisieras estar haciendo, o entre los resultados que obtienes (conductual y emocionalmente) y los resultados que quieres tener. Por esta razón las personas suele necesitar ayuda psicológica.

De todos modos, los principales motivos por los que la gente acude a terapia son:

  • Alguna dificultad personal: Como la ansiedad o malestar general y persistente.
  • Una situación de dolor: Como un duelo o una separación amorosa.
  • Dificultades en las relacionales: Como problemas de pareja, problemas en la familia, en el trabajo, etc.
  • Deseo de cambio: De vida, de trabajo, de actitud ante la vida, etc.

Por todo ello, a continuación hemos desarrollado un listado en el que te enumeramos una sería de circunstancias que pueden ayudarte a saber si necesitas ayuda psicológica o acudir a terapia.

Cómo saber si necesitas ayuda psicológica de un psicólogo

1 – Has sufrido un trauma en el pasado y no puedes dejar de pensar en ello

El dolor por la muerte de un ser querido o la pérdida de trabajo pueden ser razón suficiente para acudir a terapia. Solemos pensar que el malestar suele desaparecer con el tiempo, sin embargo, no siempre es así. De hecho, algunas de estas situaciones pueden aislarte de amigos o familiares.

Por todo ello, si alguna situación traumática te está alejando de tus actividades diarias es recomendable que hables con un profesional que te ayude a asimilar adecuadamente lo que te está afectando.

2 – Sufres de dolores de cabeza, estómago, o bajas defensas  de forma recurrente sin explicación médica

Los problemas emocionales tienden a manifestarse en nuestro cuerpo. El estrés o el malestar emocional, por ejemplo, pueden manifestarse de muchas formas en nuestra relación con la comida, en dolores crónicos de estómago y cabeza, y resfríos frecuentes o disminución del apetito sexual.

3 – Te sientes desconectado de actividades que antes disfrutabas

Si ya no disfrutas igual de actividades que antes te hacían sentir bien puede ser una señal de que algo no está del todo bien.

Si sientes una desilusión generalizada y sientes que no tiene sentido hacer cosas que antes si lo tenías y te hacían sentir feliz, acudir a terapia puede ayudarte a volver a conectarte con tus emociones y volver a disfrutar de lo que antes te hacía feliz.

4 – Si tus relaciones sociales no funcionan bien

Si no estás contento con  tus relaciones con tus seres queridos como amigos, pareja o familiares o tienes dificultades para comunicarte realmente te sientes con ellos es probable que necesites ayuda psicológica.

5 – Tus seres queridos están preocupados por ti

En ciertas ocasiones, algo tan simple como el comentario de un amigo o de una pareja puede ser sinónimo de que las cosas no estén yendo bien.

Muchas veces las personas que nos conocen y nos observan pueden detectar signos difíciles de detectar por nuestra cuenta, por lo que es importante estar atento a las perspectivas que los otros tienen sobre nosotros.

6 – Usas alguna sustancia para lidiar con tus problemas

Si bebes o tomas drogas de forma frecuentemente o en mayor cantidad o incluso estás pensado en utilizarlas, o has tenido cambios de apetito notables, tanto el deseo de comer excesivamente como la falta de apetito, estos pueden ser signos de que necesites ayuda psicológica puesto que este tipo de comportamientos suelen buscar el hacer desaparecer las emociones que son necesarias atender.

7 – Sientes malestar en tu vida diaria

Si sientes que un problema causa problemas significativos en el funcionamiento de tu vida diaria este es un síntoma claro de que has de acudir a terapia.

Si tu concentración ha bajado de forma sustancial, así como tu entusiasmos o impulsividad para lograr las cosas o simplemente te sienes abrumado en general y esta situación se prolonga en el tiempo será un síntoma claro de que has de buscar ayuda.

8 – Nada de lo que hayas hecho parece haber ayudado

A veces nuestras habilidades para lidiar con las dificultades no son suficiente. Simplemente dejan de funcionar o se hacen menos efectivas que en el pasado.

Si has intentado varias cosas para salir adelante y no has conseguido el resultado que buscabas quizás necesites una ayuda externa y hablarlo con un profesional.

7 razones positivas para ir al psicólogo

No siempre que se acude al psicólogo ha de ser por un problema. También, muchas personas acuden a consulta para extraer algunos beneficios positivos como:

  1. Aceptarse a si mismo.
  2. Enriquecer sus relaciones personales y amorosas.
  3. Ser mejores padres y tener un mejor vínculo emocional con sus hijos.
  4. Prosperar en sus actividades diarias.
  5. Profundizar sobre su vida.
  6. Dejar atrás y perdonar.
  7. Mejorar la capacidad de expresar emociones.

¿Necesitas ayuda?

No aplaces más la situación que te está angustiando y confía en nosotros. Todo se puede solucionar pero hay que dar siempre el primer paso. Adelante.

Quizás te interesa

ESTOS ARTÍCULOS QUE TENEMOS PARA TI

¿Necesitas ayuda?

No aplaces más la situación que te está angustiando y confía en nosotros. Todo se puede solucionar pero hay que dar el primer paso. Adelante.

699 71 61 22

¡Déjanos tu teléfono!

Y TE LLAMAREMOS LO MÁS PRONTO POSIBLE